Dado los tiempos que vivimos, es importante que aprendamos a gestionar nuestros niveles de estrés.
Sabemos que el estrés, no es malo, ya que es inevitable y es parte de la vida. La definición de estrés es “la tensión necesaria para la vida”, sin tensión no hay vida, no hay movimiento.

Como les explico a mis alumnos, nosotros somos como una guitarra, una caja de resonancia que para sonar bien, necesita que las cuerdas tengan un nivel de tensión óptimo. Si la cuerda está muy tensa, se rompe y no suena. Si la cuerda está muy floja, no se mueve, y no suena.

Por tal motivo, es que la frecuencia sostenida en el tiempo de tensión, lo que causa estrés.Hablamos de dos tipos de estrés, un estrés bueno, necesaria tensión (cuota mínima y óptima) para enfrentar desafíos y un estrés malo, (cuota excesiva en el tiempo) que bloquea e impide accionar eficazmente.

Hoy te comparto 3 tips para el manejo de tu estrés:

CAMBIO DE ESTADO EMOCIONAL:
Parate con los pies descalzos y separados a la altura de la cadera. Haz una inspiración profunda y al mismo tiempo lleva tus brazos hacia adelante y arriba de tu cabeza, exhala el aire, sonriendo y mirando hacia el cielo y al mismo tiempo di “A “mientras tus brazos bajan desde la cabeza abiertos a ambos lados hacia tus caderas. Repítelo 3 veces. Siente una liberación al abrir tu plexo solar, inhalar y exhalar con “A” y sonriendo.

Luego realiza 3 respiraciones profundas por nariz, cerrando los ojos.

Canta una canción que te llene de alegría el corazón.

¡Luego de hacer la experiencia, escribime!

¡¡Que tu alma explote de alegría y tu vida cotidiana se llene de bienestar!!

También puedes participar de los Talleres Grupales o las clases individuales para anclar tu aprendizaje.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •